lunes, 30 de mayo de 2016

NO LLORES CUANDO LLUEVE

NO LLORES CUANDO LLUEVE

No llores cuando llueve,                 
 demasiadas  lágrimas caen del cielo,                                                     
 son las lágrimas  de los niños muertos,                                              
 de los que murieron en  forma injusta                                                  
y tienen la esperanza de la resurrección.                               
 No llores cuando llueve,   
 lava tus ojos con agua de lluvia  y verás un mundo distinto.                      
Un mundo infinito de ángeles blancos y rubios                                                          
 pero también de angelitos negros
con ojos grandes como uvas maduras;                                             
si pones alas a tu imaginación y abres las puertas de tu alma,    
 encontrarás en cada gota                       
 la mirada de quien se fue de tu lado                                                                         
pero sigue presente en cada flor,
en el vuelo del colibrí que te visita cada mañana
y en el brote nuevo del jardín.                         
 Recuerda, lo dijo el poeta:
 llorar el sol de ayer impide ver el sol de hoy.                     
 Seca tus lágrimas y sonríe,
dile a tu corazón que fue una broma,                                                        
 que lo hiciste solamente para que alguien
 te ponga la mano sobre tu cabeza y te diga:
-no estas sola- sonríe.   
                                      

 María A. Manzione.  2016.                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada